Inicio Nacionales Paraguay articula esfuerzos y acciones para enfrentar el cambio climático

Paraguay articula esfuerzos y acciones para enfrentar el cambio climático

13 minutos de lectura
0
8

Los efectos del cambio climático son cada vez más visibles y Paraguay imprime mayores esfuerzos en planes de mitigación y adaptación que estén en armonía con el medio ambiente. Con participación de diferentes sectores, el país articula tareas alineadas a los compromisos internacionales.

La Política Nacional Ambiental del Paraguay rige desde el 2005 y entre sus ejes contempla la política nacional de cambio climático, impulsada hace nueve años con el afán de reducir la emisión de gases contaminantes y el calentamiento global, además de adaptar el modelo de vida al desarrollo sostenible.

El director nacional de Cambio Climático del Ministerio del Ambiente Ulises Lovera informó que ya tienen aprobados varios planes de mitigación y de adaptación del cambio climático, orientados al trabajo combinado tanto con el sector público como privado, para evitar la producción por encima de lo permitido de los gases de efecto invernadero.

En cuanto a la adaptación, comentó acerca del trabajo conjunto que desarrollan con los gobiernos locales para enfrentar el cambio climático en base a prácticas más seguras y que puedan ser replicadas en toda la República.

“Cuatro municipios del Chaco Central, que son Filadelfia, Mariscal Estigarribia, Loma Plata y Teniente Irala Fernández ya tienen su plan de adaptación al cambio climático y estamos construyendo ese mismo plan con otros 12 municipios de la región Oriental”, detalló.

Respecto a la región Oriental, resaltó que los consejos distritales demostraron su compromiso de acompañar las estrategias del Ministerio del Ambiente, puesto que en las diferentes comunidades ya se siente una variación del clima que genera una alteración en el modo de vida de la población. De ahí la necesidad de apostar a iniciativas sustentables.

El abordaje no solo se da a nivel municipal sino también estatal y extra poder, donde están involucradas 34 instituciones incluidos ministerios, secretarías, empresas privadas y organismos cooperantes.

El país en el escenario ambiental internacional

Asimismo, Paraguay está comprometido a trabajar mancomunadamente con la comunidad internacional en la implementación de los acuerdos en el marco de una alianza global.

En ese sentido, Lovera destacó que el país goza de una destacada participación internacional e integra una importante cantidad de grupos de trabajo para enfrentar de forma eficaz la amenaza apremiante del cambio climático.

“Paraguay está integrado al mundo, ya que forma parte del convenio marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, desde el Acuerdo de París que habla de los compromisos de cada país para reducir los gases de efecto invernadero y a lograr que la temperatura del planeta no sobrepase los 2 grados centígrados”, refirió Lovera.

Sostuvo además que, dentro de este proceso el país forma parte activa de todas las instancias de la convención y compone una alianza regional junto con otros ocho países, siendo Paraguay el encargado de liderar toda la construcción de capacidades.

“También formamos parte del protocolo de Montreal para la eliminación de las sustancias agotadoras de la capa de ozono, Paraguay es miembro del Comité de Implementación que lo integran 14 países de un total de 198. Dicho órgano se encarga de evaluar el cumplimiento de los compromisos en la mencionada área. En cuanto a los acuerdos multilaterales tenemos una incidencia importante a nivel global”, enfatizó.

En tal sentido, apuntó que en el Paraguay se está fortaleciendo bajo la conducción del Ministerio del Ambiente, que trabaja en la formulación de políticas y ejecución de las acciones ambientales, y la Comisión Interinstitucional de coordinación para la implementación de los objetivos de desarrollo sostenible, junto a los principales actores de la sociedad.

Así también señaló que hay una ruta importante que recorrer, por lo que las instituciones están abocadas a establecer varios planes tanto de mitigación como de adaptación, de tal forma a que en los próximos 10 años Paraguay pueda reducir en un 20 por ciento las emisiones de los gases de efecto invernadero en comparación con las emisiones que se tenían en el año 2000.

Otro de los puntos en los que se está trabajando es en contar con un plan tecnológico acorde a las exigencias actuales. “Es decir, qué tipo de tecnología necesitamos desarrollar y de cómo ir incorporándolo”, explicó Lovera.

Desafíos presentes

Para cumplir con su ambiciosa hoja de ruta, Paraguay debe contar con un presupuesto estatal más holgado para encarar las medidas a favor del clima. En ese contexto, el titular de la Dirección de Cambio Climático, fue categórico al aseverar que necesitan mayores recursos para ampliar el plantel de funcionarios con el que disponen actualmente y por sobre todo, dotar de mayor tecnología al país.

Sin embargo, enfatizó que en términos generales, Paraguay está encarando bien los deberes, pese a que el tema ambiental fue rezagado por muchas décadas por las diferentes administraciones, por lo que está atrasado en muchos aspectos.

“Estamos haciendo bien la tarea pero con un retraso, tenemos que recuperar el tiempo perdido. Estamos enfocados no solo en lo relacionado al cambio climático sino otras áreas como diversidad biológica, con capa de ozono, calidad del aire, es decir avanzando para tratar de hacer bien las cosas”, indicó.

En esa misma línea, remarcó que el país se encuentra “bastante bien”, en cuanto a la legislación ambiental, siendo la tarea pendiente la de reforzar los controles y monitoreos.

Remarcó que para lograr resultados más auspiciosos se debe necesariamente apostar a la inversión en planes ambientales que permitan equilibrar las oportunidades con los riesgos y efectuar elecciones que aporten valor a las economías, entornos naturales y a las comunidades.

Armonía entre conservación y producción

Paraguay cuenta con varias leyes sobre conservación y restablecimiento de los bosques naturales, además de la prohibición de actividades de transformación y conversión de superficies con cobertura de bosques en la Región Oriental, mejor conocida como Ley de Deforestación Cero.

En ese orden también figura la Ley N º 536, en el cual se determina que el Estado fomentará la forestación y reforestación, en suelos de prioridad forestal, en base a un Plan de Manejo Forestal y con los incentivos establecidos en le referida Ley.

Desde el Instituto Forestal Nacional (Infona), manifestaron que el Chaco paraguayo es uno de los principales polos de desarrollos del país, donde están permitidos los cambios de uso de suelo para la agricultura y la ganadería, pero de forma controlada y con criterios de sustentabilidad.

Todas las fincas rurales chaqueñas están obligadas a mantener el 45 por ciento de la superficie boscosa y de acuerdo al sistema de monitoreo satelital de bosques del Infona, se tiene un 80 por ciento de cumplimiento de la legislación forestal vigente por parte de las producciones.

Cargar Más Artículos Relacionados
Cargar más admin
Cargar Más Nacionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar

👉 Condenan a Froilán Peralta a 3 años de cárcel por lesión de confianza

Froilán Peralta, exrector de Ia Universidad Nacional de Asunción (UNA), fue condenado este…